Páginas vistas en total

domingo, 3 de noviembre de 2013

Exarcas, atrapados por la Senda de la Guerra




Los Exarcas Eldar son las Sendas de la Guerra de Khaine personificadas. Son los sacerdotes del Dios de la Mano Ensangentada, los guardianes de sus santuarios y los maestros de su credo. Las habilidades de un Exarca estan mas desarrolladas que las del mejor de los Guerreros de la Senda que sigue sus pasos y destrozan guerreros y señores de la guerra por igual en nombre de su dios hambriento.



Solo aquellos Eldar que se han perdido por completo en la Senda del Guerrero se convierten en Exarcas. Este proceso ocurre en pocas ocasiones, pero una vez ha tenido lugar no se puede revertir. Sucede como resultado del regocijo repetido del combate: un sentimiento tan fuerte que puede dejar una impronta indeleble en la mente del guerrero.


En teoria los Guerreros de la Senda aprenden a controlar y compartimentar sus "yo" guerreros, separandolo del resto de su ser tal y como se ponen o quitan su equipo ritual (especialmente en el caso de la mascara que simboliza el lado guerrero). Cuando un Guerrero de la Senda pierde su habilidad para disociarse de su parte asesina, se convierte en un Exarca y es tratado con miedo y respeto por aquellos que eran sus hermanos.


Los exarcas solo abandonan sus santurarios en tiempo de guerra o para un Alto Conclave. Incluso los santuarios mas pequeños son enormes estructuras u otros mundos ocultos dedicados a la formacion, instruccion y ceremonia. Cada uno tiene su propia armeria y su santuario interior donde los Exarcas administran los ritos de guerra ante el altar de Khaine. Alli es donde los Exarcas recitan antiguas canciones de batalla, marcan los cuerpos de sus guerreros con runas de sangre antes de vestir sus armaduras y recogen sus armas. de esta forma, los Exarcas guian a los Eldar en la Senda del Guerrero.


Los Exarcas visten versiones elaboradas y, a menudo antiguas, de la armadura de Guerrero de la Senda. Potencian sus habilidades sobrehumanas con equipo arcano y llevan sobre sus armaduras las joyas espirituales que contienen los espiritus de antiguos Exarcas. Cada Exarca asume el nombre sagrado asociado con su armadura y su espiritu se mezcla con aquellos Eldar que la han llevado desde el origen del santuario.



Es la presencia de esa cantidad de energia psiquica en crudo que da a la armadura y al guerrero, ya que ambos son indivisibles, sus poderes especiales de guerrero. De esta forma, un Guerrero de la Senda que se convierte en Exarca renace como una leyenda viva del ideal heroico de la Senda hecho carne.


Las armas de los Exarcas son muy potentes; una extension de su Senda particular llevada a un extremo mortal. Cuando los Exarcas toman el campo de batalla no hay fuerza que no puedan superar ni enemigo al que no puedan matar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario